Close sidebar

Cómo vivir la experiencia del cine en casa

Como vivir la experiencia del cine en casa

Todo buen cinéfilo o cinéfila que se precie tiene varios sueños en su vida. En primer lugar, poder llegar a ganar dinero en el mundo del audiovisual, salir con un actor o actriz que le ha enamorado mientras veía sus película y, por último y parece que más fácil, tener su propio cine en casa

Esto último, por supuesto, no al pie de la letra. Porque para poder llegar a tener una verdadera sala, tal y como vemos en las mansiones de con las que soñamos, hace falta tener una cantidad de dinero que no suele estar al alcance de la mayoría de los mortales. Pero sí que se puede tener, aunque sea en el propio salón, un buen sistema para ver las películas y series con la máxima calidad.

Aquí te damos unos consejos y los cinco sistemas que consideramos imprescindibles. Aunque, eso sí, debemos advertirte de que no será fácil que te quede como el de la imagen de cabecera.

 

Proyector

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y en el caso del cine no puede ser más cierto. Por eso mismo te recomendamos que más allá de una sencilla televisión, te decantes por un proyector que te permita sentirte como si estuvieras en una sala. Lejos de los precios infinitos que solían tener, este mercado ha visto cómo el coste de hacerse con una de ellas se reducía notablemente en los últimos años.

Si no estás seguro de que proyector comprar, te recomendamos que visites la web de mejorproyector.net en la que encontrarás una de las mejores comparativas para elegir con seguridad.

 

Sistema de sonido

Si lo primero que hemos pensado ha sido en la imagen, lo segundo que debes tener en cuenta es el sonido. Y para ello, dejando a un lado las sencillas barras de sonido que no aportan nada del otro mundo, generalmente, te recomendamos que te hagas con un buen sistema que incluya varios altavoces independientes y un subwoofer.

 

Palomitas

¿Y qué sería de un cine sin las palomitas? El olor a cine es algo que los cinéfilos solemos adorar cada vez que pisamos una sala. Un simple olor que es capaz de transportarnos directamente a los mágicos momentos que hemos vivido entre las butacas. Un olor que nos lleva directamente a nuestras infancias y que nos hace rememorar nuestras primeras visitas cuando éramos niños y nuestros padres, tíos o abuelos, nos dejaban al fin en nuestras manos el mágico cartón que contenía las palomitas. Ahora es posible acercarse a ello gracias a los sistemas para hacer palomitas en casa.

 

Refrescos con pajita

Y si las palomitas son importantes, los refrescos no se quedan atrás. Aunque, eso sí, adquieren otra dimensión si la bebida está helada y la sorbemos con nuestras pajitas. Hay mil y un sistemas que pueden servirte. Además, permiten lavarlos para reutilizarlos cientos de veces.

 

Un sofá cómodo

Por lo general, las butacas del cine son incómodas, por motivos de espacio y para sacar más rentabilidad a las salas. Aunque tú, en tu casa, tienes licencia para poder ponerte cómodo o cómoda sin pensar en si tu postura molestará a quienes te rodean.