Crítica de la película «El hoyo»

Tiempo de lectura: 5 minutos

Los niveles de la natural miseria humana

Tras un inmerecido paso sin pena ni gloria por las salas de cine, a pesar de triunfar en Sitges y el Festival de cine de Canadá, llega a Netflix en este mes de marzo de 2020 El hoyo, con el objetivo de tener una nueva y prometedora vida. Directa y sin fisuras, trata de hacer una reflexión en torno a la sociedad actual a través de una tan simple como efectiva analogía: cada dúo de personas vive en una planta de un edificio al que le sirven sólo una vez y durante sólo unos pocos segundos comida. Crítica que por momentos resulta paralela en algunos momentos con Parásitos.

El hoyo Netflix

 

Sinopsis de El hoyo

En un edificio de puto hormigón conviven en más de 200 plantas y en parejas personas que voluntariamente se han decidido a participar en un experimento. El protagonista, un joven algo iluso y temeroso, despierta en la misma planta que un tipo que no le hace ascos a eso de matar y mucho menos al canibalismo.

Cada personaje puede elegir un objeto que llevar. Mientras que el protagonista eligió El Quijote, su nuevo vecino se decantó por un pragmático cuchillo de teletienda autoafilable. Más útil si tenemos en cuenta la dinámica del sitio: una vez al día una plataforma hace descender un sabroso banquete desde la planta uno a la última, y una vez cada treinta días los inquilinos son dormidos con un gas y cambiados de planta.

YouTube video

 

Crítica de El hoyo, película de 2019

El hoyo, película cruda y directa, con una premisa potente y funcional, viene a hacer una muy acertada disección de la sociedad actual y de los valores que la mueven. Al comenzar la película, una voz en off avisa de que existen tres tipos de personas, las de arriba, las de abajo y las que caen. Ecuación que, a tener de lo que muestra la película puede resolver en la simple: los que caen y los que no, o los que caen más tarde o antes, que a fin de cuentas viene a ser lo mismo. Pues la película El hoyo no cae en el simplista ricos malos y buenos pobres, aunque en un principio pueda parecerlo, error del que se libra la ya nombrada Parásitos pero en el que cae de lleno Jóker.

El hoyo película

La película se adentra, con acierto actoral liderado por un notable Iván Massagué, más que en las diferentes clases sociales en las miserias y terribles pulsiones de lo humano (puede que te recuerde en esto a la película Parásitos). Desgranando conceptos como el porqué de la solidaridad y de lo impuesto. Apoyado todo ello con unos más que correctos y perfectamente creíbles efectos especiales que le hicieron valedora del Goya a mejores efectos especiales.

Se pierde quizás en un final algo embrollado y que se pisa a sí mismo, pero que a buen seguro querrás volver a ver para comprender en su totalidad. Pero no podemos llegar a reprochárselo, el nudo era demasiado complejo como para desatarlo fácilmente. La hora y media de intriga y constante algo se desvela, algo ocurre o algo se cuece que nos ofrece también ayuda. Obvio.

 

¿Estás de acuerdo con nuestra crítica de la película El hoyo? Puedes contarnos lo que quieras a través de las redes sociales o correo electrónico.

 



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar