Crítica de «Le Mans 66». Alta velocidad con algún bache

Tiempo de lectura: 5 minutos

Da cierto reparo, quizás por culpa de la saga A todo gas, enfrentarse a películas de coches y/o carreras. De antemano podemos pensar que la película girara en tornos a los coches, si las ruedas son de un tipo u otro y que no podrás disfrutarlas si no conoces el ángulo de inclinación adecuado que debe llevar el alerón de cada coche. Pero Le Mans 66 huye de eso y lo hace con una trama inteligente e interesante y un argumento que, en líneas generales, funciona y convence con sencillez e inteligencia.

No es una película para amantes de coches que hace que se duerman los que no tienen interés por los autos. Es una buena película pensado para que todo el mundo pueda disfrutar, además de los amantes de los automóviles, quienes disfrutarán el doble, por ser una buena película y por ser de coches.

Le Mans 66 Película

Argumento de Le Mans 66

El filme narra la intrahistoria de la carrera de Le Mans del año 1966. Tras un lustro de dominio insultante de Ferrari, Ford, fábrica que está al borde del fracaso más absoluto, decide asociarse a la marca italiana con el objetivo de absorver los valores competitivos que ve el público en ella. Ante la negativa y la burla del fundador y entonces capo de la marca del cavallino rampante, Enzo Ferrari, la marca americana decide enfrascarse en diseñar en un solo mes un coche capaz de ganar a los rojos.

Para ello, como líderes del equipo, tendrán a Carroll Shelby (Matt Damon), quien se dedicaba hasta ese momento a vender deportivos de calle con una honestidad un tanto dudosa y como piloto jefe al irascible pero competitivo Ken Miles (Christian Bale).

YouTube video

 

Crítica de Le Mans 66

Aunque ya dicho, hay que recalcar la potencia de la trama que hace que estés continuamente atento a todo lo que acontece. Los diálogos también son de un alto nivel, sobre todo algunos compartidos entre los dos protagonistas principales. También, tanto la mujer de Ken Miles, como su hijo, siempre aportan a la trama, justo al contrario de lo que suele pasar en películas de este tipo, en las que personajes secundarios son usados de un modo muy desacertado provocando momentos o situaciones innecesarias que no aportan nada a la historia.

Incluso algunos puntos de difícil elaboración, como los entresijos del intento de compra de la marca Ferrari por parte de Ford, están resueltos con el suficiente interés en los diálogos y complejidad de los personajes alrededor como para que no se llegue a hacer pesado, sino que se disfrute con algún toque de humor.

La actuación de Christian Bale, como siempre, está a unos niveles muy altos y su acento (es necesario verla en V.O.S.E.) típico de Birmingham aporta al personaje una fuerza y singularidad notorias.

Le Mans 66 Christian Bale

Lo que también hemos notado son algunos problemas en algunos puntos, algo incómodos, que son difíciles de comprender en una buena obra como esta. Situaciones o diálogos, bastante aislados y que probablemente se cuenten con los dedos de una mano, pero que no tienen sentido y que cortan el ritmo y buen hacer del resto del largometraje.

Pero tenemos un pero, o si no un pero rotundo, sí un pero relativo, que son las escenas de acción. Y no es que estén mal, son de calidad, con efectos visuales buenos, pero son en cierto punto excesivas. Son demasiado agresivas y salvajes. Pero probablemente esto sea por culpa de la dinámica del sector audiovisual en general y del de los coches, comandados por las surrealistas imágenes de la saga A todo gas.

Le Mans 66 Christian Bale

En resumen, estamos ante una obra notable con un gran punto fuerte en guion y argumento, con una impecable actuación de Christian Bale, que sólo flojea, y la impide ser una obra de (aún) mayor calibre algunas situaciones incómodas y unas escenas de acción aptas únicamente para los más frenéticos adictos a la acción.

 



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar