5 ideas de regalos originales para un lector

A pesar de que vivimos en la era de lo multimedia, donde las series y las películas parecen ser las claras favoritas en el ámbito del ocio, aún quedan -quedamos- unos cuantos amantes de los libros. Los cuales, ya sea en formato tradicional o digital, para los cuales no hay nada mejor que leer las historias y aventuras que se encuentran detrás del papel… o de los bits.

Pensando en todos ellos, nos hemos decidido a hacer este artículo, para que sirva como guía por si alguien tiene que tener un detalle con un amante de las letras y anda un poco perdido. Aquí te dejamos con esta lista de los 5 mejores regalos para lectores que hemos encontrado.

 

Marcapáginas con luz

No sé, querido lector o lectora, si has tenido la suerte, o la desgracia, según como se mire, de compartir cama con un amante de los libros. En caso negativo, es importante que sepas que es completamente necesario para ellos pasar un puñado de hojas para poder conciliar el sueño. Lo cual suele derivar en tiernas discusiones en las que el foco de luz es el centro. Con este sistema de marcapáginas con iluminación, perfecto para ver lo que uno tiene delante, pero sin llegar a molestar al prójimo, se solucionarán todos estos debates de alcoba.

 

Sujetalibros

Otra posibilidad es un original marcapáginas que le dé un toque especial al rincón en el que se guardan los libros. Lejos de ser aburrido, y con la ventaja de evitar que los libros se anden cayendo todos los días, esta se presenta como una divertida alternativa que además de sacar una sonrisa desentraña una gran utilidad. Puedes elegir entre una gran cantidad de diseños el que se adaptan a la perfección al regalado.

 

Cojín de lectura

En muchos ocasiones los lectores acabamos haciendo contorsiones realmente extrañas en la cama con el objetivo de alcanzar una postura que sea cómoda a la vez que nos permite sujetar la novela en cuestión en un ángulo correcto. Lo que no mucha gente sabe es que este aparentemente inocente inconveniente, que puede derivarse en fuertes dolores lumbares, se puede solucionar con un cojín cómodo pensando para situarse entre nuestra espalda y el cabecero de la cama. Los hay de diferentes tamaños y colores y es idóneo además para dar un toque decorativo a la habitación.

 

Sofá de lectura

Aunque si eso de un simple cojín se te queda demasiado corto, siempre puedes pensar en regalar a esa persona un cómodo sofá en el que pueda pasarse las horas leyendo. Este puede ser el bonito inicio de un centro de lectura propio, lo que, a su vez, si convives con él o ella, puede considerarse como la aceptación definitiva de que tienes a tu lado a un lector o lectora voraz y que le das alas para que se sumerja todo lo que quiera en sus libros.

 

Kindle

Aunque, si hablamos de regalos definitivos, probablemente poco puede haber por encima de regalar un libro electrónico. Nosotros nos quedamos sin lugar a dudas con este Kindle, cómodo, útil y con una calidad muy superior a las de sus competidores. Para leer mil libros, o más.

 


 



Salir de la versión móvil