Crítica de «Los dos papas». Muy interesante, poco cine

Tiempo de lectura: 5 minutos

Soy un tipo extraño para comer, lo reconozco. Tiquismiquis que se suele decir. Miro que el filete no sangre, que el jamón no tenga mucho tocino, que la clara del huevo antes de freírlo no tenga ningún puntito raro. Vi la película mientras comía un cóctel de frutos secos tailandeses.

Los comí con fruición, tragaba y tragaba sin pensar qué era, sin agachar la cabeza, atento a la pantalla. Estaban buenos y punto. Al terminar, preocupado, miré el cuenco vacío con las miguitas que habían quedado. No tenía ni recontrapajolera idea de lo que había comido. Alcé la vista, estaban algunas escenas postcréditos junto al logo de Netflix. Algo hizo chas en mi cabeza.

Había comido algo bastante sabroso, dentro de lo que permite un snack de supermercado. Pero no podía decir qué era absolutamente nada. Había visto algo interesante. Pero no tenía la sensación en el cuerpo de que hubiera acabado de ver una película.

Los-dos-papas-Película

Argumento de Los dos papas

Toda la cinematografía se centra en la relación entre Benedicto XVI y Francisco, los dos últimos papas que han habitado El Vaticano. A través de varios encuentros dispersos en el tiempo, se explica cómo se conocieron, algunas rivalidades, momentos de amistad y de disputa entre ambos. También emplea algunos flashbacks para explicarnos cómo fue la juventud del argentino, probablemente lo mejor del filme.

Crítica

Este es un punto importante, más aún si enmarcamos con la polémica de Scorsese respecto a si es cine las películas de superhéroes.

¿Es cine Los dos papas? Es complejo apuntar a un lado u otro. Estamos antes dos horas de relativa buena calidad, interesante en general y muy atractiva en algunos picos. Pero no ofrece una tensión narrativa, no hay una razón, no podemos discernir un objetivo entre encuentros de los personajes. Por momentos parece una mera representación de acontecimientos sin un porqué detrás de ella.

A ello, se unen un par de técnicas extrañas e innecesarias que desvirtúan y que, al menos personalmente, sacan de quicio. Uno de ellos es el uso constante de los informativos para aludir a lo que acontece en torno al Vaticano y los dos personajes. El otro, tratar de simular fotos sacadas por los ciudadanos al encontrar al papa, durante demasiados segundos, demasiadas fotos, demasiado burdo.

Los dos papas Película Crítica

La introducción de escenas de fútbol tampoco aparecen aportar nada interesante, llegando incluso a incomodarte de repetitivas.

Dos aspectos amenos que presenta la producción son anteposición y enfrentamiento de los estilos de cada uno de los papas. El alemán, clásico, cuadriculado, conservador estudioso y distante; frente al humilde, cercano, bromista y progresista argentino. El segundo es el acercamiento a todo lo que tiene que ver con el siempre velado misterio respecto al papa y los seres humanos que hay detrás. Desde cómo es el proceso de elegir a un nuevo papa o las salas secretas de El Vaticano hasta curiosidades como el calzado o ropa que debe llevar por tradición el máximo representante de la iglesia católica.

Los dos papas en Netflix

Debido a la suerte que tenemos de vivir en los tiempos que nos tocan, podemos tener a nuestra disposición, a golpe de click en la tele, un inmenso catálogo de producciones audiovisuales a precios irrisorios. Hasta aquí, todos estamos de acuerdo.

Y Los dos papas, es un ejemplo más en la larga lista. Netflix apostó por un sistema que viene usando habitualmente: primero el estreno en cines y, sólo unos días después, el su plataforma de vídeo bajo demanda.

Anthony Hopkins

Apartado especial se merece la presencia de Anthony Hopkins, interpretando al papa de un modo acertado, sin excesos ni defectos. Con una serenidad y estilo propios y apoyado con, no sé por qué no me había dado cuenta antes, un gran parecido con el verdadero Ratzinger.

Los dos papas Anthony Hopkins

 

En resumen, son dos horas interesantes, con detalles, curiosidades y diálogos amenos. Pero no vas a sentir apenas, no vas a disfrutar, si la ves vas a recopilar buena información, poco más.



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar