Quién es Juan Rulfo

Tiempo de lectura: 5 minutos

A pesar de ser poseedor del rimbombante nombre de Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, este fotógrafo, guionista y escritor mejicano, más conocido como Juan Rulfo, vivió gran parte de su adolescencia en un orfanato. Del que fue su hogar en esa etapa de su vida, dijo que era un correccional lleno de pandilleros en el que solo aprendió a deprimirse, sensación que arrastró durante toda su vida.

Comenzó a escribir a los 17 años colaborando con la revista América, y años más tarde mientras viajaba por todo el país, combinaba su trabajo para la Secretaría de Gobernación con la publicación de sus cuentos en revistas literarias.

Como fotógrafo dejó un legado de más de 6000 negativos y durante algunos tiempo colaboró con el director de cine Emilio “El indio” Fernández como guionista.

Juan Rulfo, pese a no ser un escritor de obra muy extensa (solo tiene dos grandes obras) está considerado como uno de los grandes que dieron pie a la generación de escritores del boom latinoamericano. Miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

El estilo narrativo de Rulfo está catalogado dentro del realismo mágico (si te gusta este estilo no dudes en echar un ojo a los libros de Mark Twain), en su obra, se amalgaman fantasía y realidad describiéndonos escenarios de paisajes rurales, que según él nunca encontraríamos por mas que buscáramos y personajes corrientes que reflejan los problemas socioculturales y las relaciones paternofiliales y de orfandad de la época de la Revolución mexicana, sentimiento muy arraigado en el escritor por haber crecido con la ausencia de un padre.

Después de publicar sus dos grandes obras, dejó de dedicarse a escribir libros y cuando le preguntaban el motivo, él siempre decía que era porque se había muerto su tío Celerino, que era quien le “platicaba” todas las historias.

Juan Rulfo, hombre inteligente, creativo, discreto y celoso de su intimidad,  murió el 7 de Enero de 1986 en Ciudad de México pasando a la historia como uno de los genios de la literatura hispana.

 

El Llano en llamas – (1953)

Es una recopilación de 17 cuentos, algunos de ellos, como El Llano en llamas, que da título al libro, algunos están situados históricamente en la Revolución de 1910, otros tratan de la emigración de campesinos mexicanos hacia los Estados Unidos, huyendo de la minería y otros tratan de las consecuencias de la Reforma Agraria, pero en todos ellos, los protagonistas, son campesinos solitarios y silenciosos que sobreviven como pueden, sin ninguna esperanza.

 

Pedro Páramo – (1955)

Primera y única novela del escritor, considerada su obra maestra, está situada durante la Guerra Cistera y nos narra la historia de dos hombres, Juan Preciado que llega al pueblo de Comala para encontrar a su padre, Pedro Páramo y recriminarle el abandono al que los dejo a él y a su madre y el propio Pedro, un cacique corrupto por el poder que le generó la Revolución.

 

El Gallo de oro – (1980)

Dionisio Pinzón vive en la pobreza junto a su madre enferma en el pueblo de San Miguel del Milagro, donde es el pregonero. Un día le regalan un gallo de pelea maltrecho y moribundo, al que cuida con esmero escatimando los cuidados que dedicaba a su madre enferma para ocuparse del gallo, que un día le sacará de la pobreza.

 



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar