Crítica de «Las consecuencias del amor». Maravillosa epopeya

Tiempo de lectura: 6 minutos

Las consecuencias del amor empieza con un plano de un botones avanzando lentamente hacia la cámara a través de una típica pasarela de aeropuerto. Al llegar al final, podemos ver que lleva una maleta en la mano, toca el suelo y comienza a andar hacia su objetivo, que no sabemos cuál es.

Exactamente este es el estilo de Sorrentino, nos lleva durante toda la película con un ritmo constante que parece lento, pero no lo es, porque pasa todo aunque parezca que no pasa nada, para al final concluir con la misma elegancia del botones que se sabe con una maleta importante en la mano, que sabe que en un punto hay alguien esperándole impaciente.

Tanto Paolo Sorrentino, como el botones de la película llegan a su cliente, véase el huésped o véase los espectadores, y ambos de un modo triunfal. Pero, eso sí, sin alardes, aunque con estilo y eficacia sobresaiente. El botones entrega su maleta y se vuelve, Sorrentino entrega una preciosa película y se va a hacer otra. Ambos perfectos, ambos pulcros, ambos odian el ruido y el alboroto, ambos aman el sonido y la delicadeza.

Argumento de Las consecuencias del amor

Un hombre al borde de la cincuentena de edad vive solo en un hotel suizo. Todo lo que acontece en su vida es lineal y repetitivo. Duerme poco debido a su insomnio crónico. Fuma por todo el hotel. Se sienta siempre en la misma silla del restaurante del hotel. Se droga todos los miércoles a las diez en punto. Pero todos sabemos que algo pasa, se nota en el ambiente que hay un secreto. Y estás invitado a descubrirlo.

YouTube video

 

Pistas confusas y secretos; trama a sorbos

La película presenta un divertido modo de proyectar la trama, los secretos que esconde y las pistas que los revelan. Va poniendo sobre la palestra pequeños misteriosos que hacen despertar la curiosidad, para, varias escenas después, resolverlo y darnos uno nuevo. Si primero nos deja la intriga de la profesión del protagonista, instantes después nos muestra una pequeña caja cerrada. Inteligente y sutil, vas a querer saberlo todo pero no vas a acertar nada.

Y tú preguntas qué es el amor, amor eres tú, Paolo

El título, Las consecuencias del amor,  nos hace una clara referencia a lo que es el epicentro del filme. Paolo se encarga de mostrarnos, una vez más, en lo que parece ser su obsesión vital, qué es el amor. En este caso quiero exponernos una imagen más, acertada y diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en el cine, junto con las consecuencias que puede tener sentirlo en lo que parece ser el tipo más insensible del mundo.

Las-consecuencias-del-amor-espejo

Planos y movimientos de cámara que son arte en sí mismos

Destaca, durante toda la cinta, una técnica de la cámara asombrosa. Sutil pero con una presencia abrumadora, la cámara hace en ocasiones preciosos giros en el aire, en otros giros acrobáticos, planos secuencia eficaces y delicados. Hipnótico y sobresaliente, debes ser de piedra si no rebobinas para verlo otra vez más.

YouTube video

 

También es notable y llamativo el uso de los espejos en Las consecuencias del amor. Para mostrar en preciosas escenas lo que esconden algunos personajes pero que desean mostrar.

Las consecuencias del amor espejo

Tony Servilo

Mención aparte se merece la fantástica interpretación de Tony Servillo. Reconocido a nivel mundial por su papel en La gran belleza también junto a Paolo Sorrentino, en esta película nos deja ver también el enorme nivel que tiene. Paolo y Tony, Tony y Paolo, una dupla monumental que también se puede ver en Silvio (y los otros). No os separéis nunca.

Las consecuencias del amor Tony Servilo

 

En resumen, Las consecuencias del amor es una película para enmarcar si eres sorrentinista. Imprescindible si amas el séptima arte. Necesaria si tienes un mínimo de sensibilidad y buen gusto. Las consecuencias del amor es una película brillante y sobresaliente que retrata a un extraño héroe con estilo de villano. Excéntrico al amar, silencioso en su modo de vida. Le vas a amar u odiar. Por aquí somos de lo primero, sin ningún ápice de duda. Cero grietas.

¿Un modo de distrutarla? Manda a la mierda el móvil, échate una copa de whisky, respira y relájate; y dile a cualquiera que te pueda molestar que se calle de una vez.

 

¿Estás de acuerdo con nuestra crítica de Las consecuencias del amor? Puedes escribirnos a través de nuestras redes sociales o correo electrónico.



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar