Dibujos De Libros Para Colorear Para Adultos Y Niños

Tiempo de lectura: 5 minutos

Lllevo observando, de un tiempo a esta parte algo muy curioso entre los grupos de amigos, familiares (o incluso desconocidos que me cuentan su vida) un extraño evento que, a punto de patentar, he llamado Síndrome del Eterno Alumno de Plástica (SEAP). Esto es, como bien dice su nombre, una especie de recordatorio, o espinita clavada, que tienen un buen puñado de adultos en un porcentaje, según mis nada precisos estudios, de en torno a un 57% de la población madura, de las clases de dibujo o educación plástica que daban en el colegio.

Es curioso cómo en ellos persiste todavía el ambiente que en estas clases se creaban, con olor a tempera o cera, con el beneplácito de un docente magnánimo o la crueldad de uno severo, pero siempre con la añoranza de la libertad a la expresión que se solían desarrollar en ellas. La pregunta que después viene por mi parte, es sobre si siguen dibujando; algunos me dicen que no, aludiendo a que es cosa de niños, pero he aprendido que muchos de ellos siguen desarrollando el amor por el dibujo de forma casual, en un gran número de ocasiones ayudados por libros para colorear adultos. Porque sí, existen, y no sigas leyendo, o vas a necesitar uno.

 

   Ventajas de pintar   

Echando la vista atrás, probablemente recuerdes esa sensación de plenitud que tenías tras acabar una clase de dibujo, siempre que no fuera dibujo técnico, claro, porque entonces estarías arreglando el compás que acababas de destrozar con violencia. Aquí tienes una lista con las principales ventajas de pintar:

  • Estimula la creatividad. A buen seguro que tras un tiempo coloreando y rellenando trazos tu capacidad para el pensamiento paralelo y para resolver problemas diarios se ve notablemente aumentada.
  • Quita tensión. Después de un par de horas pintando seguramente no recuerdes el nombre de tu jefe ni por qué habías discutido con tu pareja, tanto o más como un buen rato corriendo. Créenos, tu entorno también lo agradecerá.
  • Despeja la mente. Si has tenido uno de esos días en los que no merece la pena haber salido a la cama, no dudes en dedicar un rato antes de dormir en darle a la pintura de palo, te ayudará a aclarar las ideas y despejar tu horizonte.
  • Fortalece tu concentración. No cabe duda de que pintar, aunque parezca un juego de niños, requiere de toda la concentración de que disponemos, si eres capaz de sostener esta actividad durante varios días a la semana, a buen seguro conseguirás que tu capacidad para centrar la atención se incremente notablemente.

 

 

   ¿Qué necesitas?   

Vale que esto no sea como un hacer windsurf o ski, que necesitas de un buen desembolso para empezar, pero tampoco es cosa de ponerse a darle con un Bic mordisqueado. Aquí tienes los mínimos básicos que aconsejamos:

  • Pararte a pensar un momento qué es lo que quieres dibujar y pintar. En webs como editordelibrospr.es tienen los cuadernos separados por secciones, en las que puedes elegir entre productos para los más pequeños (con categorías como dinosaurios, unicornios, robots…), libros para colorear de adultos e incluso diarios personales, por si te atreves ya a personalizar uno. Una recomendación para empezar es que cojas un libro para colorear mandalas, que tan de moda están.
  • Pinturas de palo, ceras y temperas; algún pincel y un par de lápices. Es una buena idea hacer los primeros trabajos simplemente pintando y haciendo esbozos sobre dibujos de libros para colorear.
  • Empezar por hacer un cuadro de dos metros desde cero no es lo mejor, nosotros te recomendamos que mires una web de cuadernos para pintar donde puedas conseguir un buen libro dibujo para colorear.

 

 



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar